sábado, julio 28, 2007

Sergio Mouat


Nunca escribí del tío en este espacio, y pocas veces nos mandábamos correos desde que nos dejamos de ver, incluso nuestras ideas eran distintas, sobre todo cuando hablábamos de política, sin embargo dejó un recuerdo precioso en mucha gente, y tal vez es tarde el día de hoy, pero me encantaría que lo conocieran a través de su gran amor que es la poesía, que tiene la mixtura de la brisa fresca de Australia con el alma mestiza de su querida América morena.

Nos da mucha tristeza tu partida, porque eres parte de una generación hermosa, ojala donde estés veas tus sueños hechos realidad en tus hijos, nietos y en tu pueblo, al que tanto amaste.



Distancia sin Olvido


Amigo ¿donde vas?
buscas aquello que no encuentras
amigo fiel, con el tiempo
nada has olvidado
alegría tu me has dado.
te saludo y alabo.
Amigo, ven conversemos,
cuéntame de ti
yo te hablaré de mis penas
abramos las paginas dormidas
de nuestra historia
como hojas de un libro
que vuelven a la memoria.

Amigo, eres libre?
yo me siento encarcelado
tras las murallas
del tiempo la distancia
y el pasado.
Pero ese afecto en tu mirada
la emoción de tus palabras
al encontrarnos reunidos
me aseguran que esta amistad
no fue ni jamás será olvido.