jueves, agosto 16, 2007

De perdidos y desaparecidos

El viernes por la noche tuve la idea de pasar a un local ubicado en la Isla Teja, acá en Valdivia con la idea de tomarme unos tragos y aprender a jugar cacho por lo que antes de eso pase con otro amigo por una pensión universitaria a buscar a quien nos iba a enseñar el milenario juego. Llegamos y nos encontramos a nuestro maestro muy preocupado, hacia ya dos días que no llegaba su compañero de pieza a la pensión y sus cosas estaban intactas, no había noticias de el y su celular no contestaba. Le dijimos que tal vez se había quedado carreteando mas de la cuenta pero de todas formas sabíamos en el fondo que era para preocuparse…

En Valdivia hay por lo menos 5 jóvenes que han desaparecido en extrañas circunstancias, y para mi que soy afuerino me resulta fuerte ver que a pesar de ser esta una ciudad mas segura que muchas en nuestro país las características de los crímenes y desapariciones son bastante misteriosas.

5 días mas tarde en la fiesta de mi carrera, saliendo de la barra con varios tragos encontré al desaparecido, me dijo que habían sido 36 horas de puro carrete, y que tenia el teléfono malo, se perdió pero no desapareció.


Nada es peor que la incertidumbre…


Saludos a todos