jueves, septiembre 29, 2011

Efectos especiales



Una noche de fin de Verano cansado por la bicicleta constante que permite mi limpio aire de la húmeda tierra austral sentía la anormalidad de no poder dormir a pesar de lo laxo y dolido de mi cuerpo, el querido Internet no ofrecía respuestas a ese insomnio que se manifestaba implacable. Recordé que Google Videos poseía algunos recitales completos, elegí para incitar al sueño a Pink Floyd en las ruinas de Pompeya, al rato de escuchar me di cuenta de la fuerza del sonido, la maestría, y lo osado de la puesta en escena en medio de ese escenario apocalíptico. Por unos momentos el sonido empieza a ser inquietantemente psicodélico, las imágenes del material volcánico brotando junto a los cuerpos transformados en estatuas después de la furia del Vesubio comenzaron a volverse macabras y perfectas para cada onda sonora. Luego de unos instantes se hacen acompañar por un perro que aullaba al compás de las notas mientras los instrumentos se volvían inciertos, casi indigeribles. Sentí que perdía mi conciencia al surgir la catarsis del concierto al mismo tiempo que mi vigilia en el camino al sueño profundo, en un instante tuve la sensación de que la música se prologaba hacia mi cama, tan fuerte era el trance que sentí que todo comenzó a moverse...

El temblor se tornó desesperante, quería salir de ese estado por todos los medios, no podía estar tan loco, si mi mente provocaba esa sensación , mi propia voluntad debía lograr que ese estado entre la realidad y lo onírico cesara para poder despertar ya que todo se volvía tétricamente desesperante, la terrible sensación parecida al ahogo de nadar sin poder llegar a la superficie del agua. En un instante logro volver a la total conciencia, abrí mis ojos y de una forma aterradora me dí cuenta que el movimiento seguía, la biblioteca de mi habitación con los libros y discos se desploma. Me levanto de golpe y al poner mis pies en el suelo , pasando por la ventana vi que desde los postes de electricidad brotaban chispas, luego todo se oscureció en un apagón repentino; casi sin pensarlo rápidamente me dirigí a un lugar seguro que siempre es cerca de la puerta principal donde se encuentran las vigas. De forma gradual todo empezó a moverse aún mas violentamente de lado a lado como un tren sin mayor soporte, danzando al son de un ruido profundo y tenebroso, se sentía el rugir (no es metáfora). Un par de minutos duró el tiempo real de todo, pero les aseguro que se percibe eterno. Era un 27 de Febrero de 2010, deseé que el epicentro de ese terremoto fuera en Valdivia porque de ubicarse en otra localidad era obvio que el país estaba viviendo una real tragedia.

Podríamos deducir que esto es ficción pero la realidad entrega coincidencias que escapan a cualquier sueño... o pesadilla.


La obra del inicio de página es parte de la muestra "Terremotos"



martes, septiembre 27, 2011

Pretty Woman

Pues de esto no he subido demasiado en las redes sociales. Está un poco extraño el ambiente en Chile y por ahora hay que estar silencioso en el ciberespacio. Esta es una foto de la toma (huelga) de mi universidad.


Lo vi antes en otros lados pero me encanta el sentido de esto, en realidad es grato leerlo una y mil veces.  De todas formas cambiaría la frase  a "Mujer bonita es la que lucha", porque así me ha gustado a lo largo de mis años.

Tecleo subacuático

Salió de la nada hablando con una buena amiga vía facebook chat ,como suele hacerse hoy

Reflexión

  • En mi país sísmico el amor es como un tsunami...

  • No sabes cuando va a suceder
    Es un ser que siempre asecha 
  • No puedes escapar fácil a él

  • Ahoga a quien no se acostumbra al agua...

  • Al retirarse deja todo en el suelo
    sin piedad alguna a nuestras horas y fechas 
  • la gracia del todo es saber hacer el duelo 

    Tomar  pilares firmes que nos mantengan seguros
    Por si algún día ese compañero indomable vuelve a reclamar lo suyo. 

martes, septiembre 06, 2011

Accidente aéreo en Chile



A Felipe



Sonrisa que emana espontánea del amor de quien aspiraba a volar. Tienen que morir grandes hombres para que nos dejen el manual de instrucciones.

Descansen en paz, la que estamos implorando quienes quedamos en tierra.







El accidente aquí

Felipe aquí






jueves, septiembre 01, 2011

Mar invade al río

Science. Roberto Matta


Valdivia espera al recien llegado desde el templado norte con una visión de niebla, humo de leña, frío y una llovizna mas penetrante que el diluvio mas poderoso, el día 27 de Febrero de 1999 llegaba el afuerino con su poco equipaje a un lugar nuevo, desempacando y haciendose la idea de olvidar el día en que prometió volver, el día de sol de final de verano en donde las promesas de amigos que durarían la vida entera se hacían recurrentes, ésta no era la excepción. Del sol y el viento agradable bajaba cada uno de los muebles que acomodaría en un nuevo hogar, más pequeño, más solo, más frio que el simple San Antonio, lugar de pescadores, gente mal educada ,pobreza y un corazón enorme, ahora Casa era un lugar incierto.

Conocer la ciudad es extraño, la recorría llevando el walkman con cassetes grabados en los tiempos en que era un Grunge, recordaba cuando trataba de tomar la moda de Seattle con la ropa que le regalaban sus padres, camisas que no tenían nada de leñadoras sobre remeras de playa, pantalones de tela, y un cadena que conseguías en tiendas de mascotas. La única utilidad que podía tener era enganchar las llaves de casa para no perderlas, sin embargo la tradición señalaba que debías usar un candado en uno de sus extremos para defenderte de ciertas pandillas que en realidad, fuera de las que existia en los sectores mas peligrosos no pasaban de ser un tipo de chicos que se juntaban a beber cerveza afuera de la iglesia, único centro social del sector (en esos años si no llegabas a hacer tu confirmación o a darte una vuelta por las cercanías del templo y sus instalaciones era muy dificil que consiguieras una chica era el peso de vivir en un país conservador en los 90s, época en que recién la gente se liberaba de una dictadura que entre sus dogmas estaba precisamente influenciar tu moral interna, mientras en otros lares follar a destajo era un deporte nacional).

Luego de un paseo sin sentido por la falta de compañía fue fácil perderse en la pequeña Valdivia, sus calles no tienen lógica y los ríos serpentean caprichosamente, lo cual da la falsa sensacion de una orilla recta y constante, las avenidas son circulares y cambian de nombre sin motivo .

Después de unos pasos no tuvo mas remedio que pedirle a un taxista que lo llevara a casa.

Las ciudades, como las personas, muchas veces se condicen con la primera impresión.