viernes, mayo 09, 2008

Chaitén

No podía evitar escribir sobre esto y decirles que a pesar de que mi país está acostumbrado a las tragedias naturales, siempre el dolor nos va a golpear, siempre nos vamos a conmover, nunca dejaremos de ser hermanos.

Si han visto las noticias, ya saben que un volcán ha hecho erupción al sur de Chile , que ha sido una de las mayores catástrofes de los últimos años por las características de la nube tóxica de gases y materias piroclástico que se alza por sobre el volcán a una altura de 15 a 20 kilómetros, debiendo ser evacuado completamente el poblado de Chaiten con una población de aproximadamente 20 mil habitantes, para evitar posibles intoxicaciones en la población ya que el volcán se encuentra solo a 15 kilómetros de este emplazamiento urbano. El peor escenario que podría ocurrir en este caso es que el el material que sube hacia el cielo colapse y baje violentamente por los valles lo que produciría una situación bastante parecida a la del Vesubio arrasando todo a su paso, por lo que resulta justificado el perímetro que las autoridades han establecido en 30 kilometros a la redonda obligatorio y preventivo a unos 50 kilómetros.






Otra situación preocupante es la llamada pluma de cenizas que no es otra cosa que una nube toxica que esta avanzando en dirección este ya llegando a Buenos Aires por el lado argentino, cambiando la fisonomía del paisaje a un manto gris, las clases han sido suspendidas en algunos colegios del vecino país.


Los refugiados de Chaitén han debido acostumbrarse a una situación inesperada de precariedad producto de que tuvieron que salir de improviso de sus casas con lo puesto, siendo alojados en albergues provisionales, pero la ayuda no alcanza a ser suficiente, tengo amigos de la zona que no saben que harán, hay gente que ha perdido años de esfuerzo y es muy difícil que la tierra se recupere y puedan sobreponerse fácilmente a esta tragedia. Además el poblado de Futaleufú fue evacuado por Argentina ya que no existen caminos que comuniquen a esa localidad con el resto del país, muchas familias argentinas en una actitud que sobrecoge han alojado familias desconocidas chilenas que han llegado escapando de esta tragedia.



Chaitén ya es un pueblo fantasma, ayer fueron evacuados a la fuerza los últimos habitantes de la ciudad pero quedaron los animales, que se ven condenados a morir, son ganado y mascotas que han quedado a su suerte, se han organizado campañas para sacarlos pero se vislumbra demasiado difícil la evacuación de estas víctimas silenciosas ya que la prohibición de acercarse a la zona esta en curso.


El daño ecológico es de consideración y no se sabe cuanto tiempo la zona demorará en recuperarse, no sabemos si Chaitén se reconstruirá, será trasladado o si la gente quiere o no volver, solo espero que esto pase rápido ya que el daño ha sido demasiado, sin embargo lo que se debe agradecer es que no han habido víctimas ya que las medidas de seguridad han dado resultado, solo una anciana que falleció de un ataque al corazón en una de las embarcaciones que llevaba a los refugiados, lo que no tiene mayor relación con la erupción del volcán.

Disculpen lo extenso de la entrada, pero si estaba cerca sintiendo el pulso de esto bien vale compartirlo con ustedes, cuídense y quieranse mucho