sábado, agosto 30, 2008

La canción del verano

Escrito entre febrero y marzo de 2006, claro que lo fui arreglando pues en ese tiempo solía redactar peor, mas no se pierde en nada la idea principal.





Escuché miles de veces esa canción, y no pensé que la música armara de forma tan perfecta cada uno de tus rincones, no pensé que cada cuerda de esa guitarra vibrara como tu boca en un beso, que cada una de las palabras se vuelve carne en ti, siento música cuando pruebo tu salada tez, me has enseñado a ser salvaje en el momento en que te amo más. No se como lo haré, se que mi corazón dice que te irás, que soy solo un paso en tu vida, que no soy la clase de hombre por el que mueres, soy el puente para cuando consigas algo mejor, mas me quedo entre tus formas impregnadas de aromas de frutas, llena de sol.


Nos devolvemos del mar con sonrisas en nuestros rostros, convenzo a mi cuerpo que no seré de la fila de los que ha sufrido por ti. Trato de mostrarme seguro, sin dependencias, sin demostrar que tus ojos me derriten y que apuesto mi vida por este momento, por este verano bendito.

Tomas mi mano en cada esquina mientras conduces con tus gafas, no veo tus ojos, pero percibo tu sonrisa.

El dulce manjar de tu piel sudorosa me hace olvidar que despues del sol todo cambiará, que conocerás al alma que te quitara de mi lado, irás corriendo a buscarlo ...


Llega cada rayo como poesia dichoso de que sea tu piel el que los recepcione, el ventilador no deja de sonar, nunca he estado mas feliz y mas triste a la vez... ¿Cómo llamamos a esto?



Bossa Nova