viernes, mayo 16, 2008

Inspiración

Antes de todo, pon PLAY







A mis 16, Marcela me decía que cuando se fumaba una cajetilla entre dos había que dejar un cigarrillo para compartirlo la próxima vez, que pensaba sería eterna. Marcela era la eterna amiga que quería besar, por ella fumaba hasta lo que no quería, ella me hablaba de Fito que a la vez se lo había legado un ex novio que no podía olvidar, al final siempre pedía que tomara la guitarra y cantara con ella, tenía una voz muy dulce que me hacia adorar darle las notas para que ella las llenara de la mejor forma.


Hay algo que no puedo negar, y que claro, las autoridades sanitarias me tacharán de inconsciente pero no puedo negar que me ha faltado en todos estos meses la inspiración de un buen cigarrillo, no se, miro a Sabina al lado de su guitarra y sus hojas desperdigadas vomitando ideas. Y claro, las ideas no se han ido, pero se extraña ver el humo jugueteando mientras las ideas salen, que se yo, es un lindo pero mortal juego.

A algunos nos gusta volar utilizando cosas cotidianas, ver unos ojos a traves del humo, que las ideas son tan ligeras que hay que comunicarlas antes que se vayan. Sentirnos un poco felices de tener el momento para serlo, de perfectos desconocidos a cómplices en un vicio exquisito, es pura adultez, la inocencia no cabe en el humo, es la elevacion de lo que el deseo quiso apagar y no pudo.

Llenan los lugares del cigarrillo el olor de la adultez que intrigaba a mis sentidos de púber, quería ser parte de esa vida, quería que el mundo de los beodos fuera mi guarida ante un mundo que de día no tenía mayor gracia para una mente en vuelo.


Me imaginaba, y me imagino contemplando a la que sueño en mis noches fumando un cigarrillo después de amarnos, desnuda con la sabana tapando sus piernas tirando el humo al cielo, mirándome y sonriendo, es una fantasía de nene, aunque no se si alguna podrá acertar el estilo con el que se fumaba en el sueño, que es un sueño despierto, creo que la realidad incluso supera, eso es lo bueno de soñar.


Quisiera fumar, pero ya he logrado mucho en este tiempo, algún día lo vuelvo a hacer, pero ese día no es hoy... tal vez no sea mañana